El plato como arte: conozcamos a Gonzalo Ernesto Aliaga, ceramista boliviano.

La cerámica puede ser la materia prima para obras que aborden temas que propicien la reflexión. Un soporte que recupera una tradición milenaria y amplía nuestra manera de percibir el arte. En este artículo conoceremos a Ernesto Aliaga, artista bolviiano, apasionado por la cerámica.

Imagen

Las cocinas antiguas presentaban un panorama muy variado. Recipientes de diversos tamaños, material, procedencia y función convivían en ellas. La cerámica puede ser la materia prima para obras que aborden temas que propicien la reflexión. Un soporte que recupera una tradición milenaria y amplía nuestra manera de percibir el arte.

En este artículo conoceremos a Ernesto Aliaga, artista bolviiano, apasionado por la cerámica.

1. ¿Por qué decidiste ser artista?

Desde joven tengo habilidad manual y como pasatiempo hacía algunos tallados en miniatura desde mis 15 años, aunque yo no lo consideraba como arte. Recién cuando me jubilé en 2014 e ingresé a la Academia Nacional de Bellas Artes a cursar las materias de Escultura y Cerámica, se podría decir que decidí ‘ser artista’ y así poder crear objetos con mis manos.

2. ¿Quién ha influenciado tu vida para tomar este camino?

Mi esposa Gilda que pintaba hace como 30 años siempre me ha sorprendido con su gran talento y yo quería hacer algo similar, (excepto pintar). Ella fué una influencia importante para tomar este camino.

3. ¿Qué papel juega en tu vida el trabajar con cerámica?

Actualmente la cerámica es vital en mi vida. Todos los días estoy haciendo algo relacionado con la cerámica, ya sea de forma directa, o leyendo, tomando cursos, viendo videos de otros ceramistas, etc. Es una verdadera pasión y no me veo dejando de ejercer esta actividad. Afortunadamente las enormes posibilidades de comunicación global que hay ahora disponibles, ayudan mucho y las estoy aprovechando.

4. ¿Cuál es el mensaje que transmiten las piezas que haces?

Me estoy especializando en elaborar esmaltes propios y mediante ellos quiero que las personas aprecien esta diversidad y quisiera conseguir sorprender a otros ceramistas, que son los que mejor aprecian estos nuevos esmaltes.

5. ¿Cómo crees que se conecta la historia de vasijas y recipientes bolivianos con lo que haces?

Las vasijas precolombinas que se manufacturaban hace miles de años en los territorios de lo que ahora es Bolivia, ya tienen muchas personas que los replican o se influencian en ellos y no quiero entrar a competir en ese ramo.

6. ¿Crees que tu enfoque de la Cerámica ha cambiado desde tus comienzos?

Desde 2014 que empecé a aprender cerámica he estado acumulando conocimientos en este vasto campo y recién éstos 2 últimos años he estado creando piezas más elaboradas, así que mi carrera no es muy prolongada.

7. ¿Qué esperas para tu futuro como ceramista y para el futuro de la cerámica en Bolivia?

Recién voy a darme a conocer públicamente como ceramista y espero conseguir ser reconocido en el área que he elegido. También quiero seguir aprendiendo y compartir estos conocimientos con otros apasionados de la cerámica y que se eleve el nivel de los ceramistas bolivianos, ya que hay pocos que son reconocidos internacionalmente.