PARA TI, una empresa llena de tradición y calidad

Nació en 1990, empezando su proceso productivo con siete personas y tres máquinas. Ahora es un referente a nivel nacional e internacional.

Imagen

Hace ya 31 años que nació Solur S.R.L, empresa creada con objeto de elaborar chocolates “Para Ti”, inició la venta de sus productos el 27 de mayo de 1990, en el día consagrado a la madre boliviana. Empezó su proceso productivo con siete personas y tres máquinas. Ahora tiene una planta mecanizada y un personal de cerca de 180 personas, es la más grande de Sucre y una de las más grandes del país.

La idea nació con el deseo de hacer una inversión en Sucre, a pesar de que ni la Capital ni el Departamento tienen ventajas comparativas para inversiones industriales, con excepción de rubros como  son sombreros y chocolates, lo que ha creado tradición que es una de las fortalezas de la región.

MOTIVACIONES. Crear fuentes de trabajo incluyendo actividad para los inversionistas, fortalecer la empresa privada regional, incrementar el producto bruto interno del Departamento y en el futuro generar divisas con posibles exportaciones, lo que es un objetivo en el que se trabaja desde hace años.

SOCIOS. La empresa es una sociedad de responsabilidad limitada, tiene seis socios, Actualmente cuenta con seis  ejecutivos, 25 empleados administrativos y cerca de 130 obreros. El 85% del personal es femenino.

PANDEMIA. En Bolivia, aunque en distintos niveles, todas las empresas han sido altamente impactadas por esta situación y nos hemos visto obligados a modificar los procesos para adaptar el negocio a las condiciones actuales. Como en todo, el campo virtual tiene singular importancia especialmente en el área administrativa. La disminución de la demanda ha ocasionado el cierre de puntos de venta y la consiguiente reducción de la producción ha obligado a tomar medidas muy duras como la desvinculación de varios trabajadores con los problemas emergentes en el campo social. Financieramente, el efecto ha sido muy adverso, en la liquidez y en el incremento de gastos por las medidas de bioseguridad. Además, el financiamiento de un importante monto para el pago de beneficios tanto para los trabajadores desvinculados, como de los recontratados. El cierre de la planta durante varios meses, ha agudizado la situación y prolongado los periodos de cierre por efecto de los contagios que todas las empresas tuvieron que soportar. Los gastos fijos tuvieron un efecto altamente negativo por lo que uno de los objetivos fue reducirlos al máximo posible. Las condiciones generadas por la pandemia han puesto a prueba la capacidad de adaptarse a las nuevas condiciones de vida, lo que se viene haciendo en forma paulatina y constante.

FACTORES DIFERENCIADORES. La calidad y la variedad de los productos. La política empresarial de promover el turismo junto con el producto que se ha asociado al objetivo con la inclusión de diferentes regiones del país de las que se adquieren materias primas, insumos y envases típicos. Como ejemplos se pueden citar la sal del Salar de Uyuni, el maní chuquisaqueño, el ají de San Julián y por supuesto el cacao silvestre de la amazonía boliviana. En los envases, los tejidos tarabuqueños, el mimbre oriental, las hojas de banano del Chapare, entre otros.

La empresa hasta antes de la pandemia generaba 180 trabajos directos y más de 500 trabajos indirectos, muchas familias viven de ésta actividad, como los recolectores de cacao, artesanos bolivianos, transportistas, distribuidores, proveedores de insumos, etc. El 90% de la materia prima y de los insumos son nacionales y sólo se importa lo que no produce el país.